<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=160269078105920&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pandemia del Coronavirus promoverá la adopción permanente de teletrabajo en el mundo

Miércoles 08 de Abril 2020.
Tiempo de Lectura: 2 minutos.
Por Avantica



Los resultados que las distintas industrias obtengan serán un factor decisivo para que modifiquen sus políticas laborales e incorporen modelos definitivos de trabajo remoto.

La emergencia sanitaria por el Coronavirus y la necesidad de aislamiento han dado lugar a una oportunidad sin precedentes para demostrar los beneficios del teletrabajo, tanto para empresas como para trabajadores.

En momentos en los que se han girado órdenes de restricción, el trabajo remoto parece ser la receta ideal para garantizar la continuidad de las operaciones de las compañías alrededor del mundo. Sin embargo, los expertos apuntan a que esta es una tendencia que llegó para quedarse.

De acuerdo con datos publicados por el Banco Interamericano de Desarrollo, antes del Coronavirus, Brasil era el país más avanzado en la región en cuanto a trabajo remoto, con 12 millones de teletrabajadores. Le seguían México (con 2,6 millones), Argentina (con 2 millones) y Chile (con medio millón), mientras que Costa Rica tenía apenas 30.000 empleados con posibilidad de realizar teletrabajo.

“El avance del Coronavirus en el mundo provocó que trabajar desde casa dejara de ser un privilegio para convertirse en una necesidad. Sin embargo, representa a su vez la mayor oportunidad en la historia para evidenciar la efectividad del teletrabajo como un modelo permanente”, manifestó el COO de Avantica, Luis Carlos Chaves.

Chaves es partidario de que el panorama actual permitirá dar el salto organizacional necesario para cambiar la cultura del presencialismo y dar paso al trabajo por objetivos.

Algunos de los principales beneficios demostrados por empresas que han adoptado el teletrabajo a tiempo completo o parcial son:

  • Ahorros: Las empresas perciben una notable reducción en los costos de electricidad, agua, suministros de oficina y otros. Se estima que, en promedio, una compañía estadounidense logra ahorrar hasta $11.000 al año por colaborador.
  • Mayor eficiencia: Aunque la productividad es una de las mayores preocupaciones de los directivos al implementar el teletrabajo, una reciente encuesta realizada por la firma Owl Labs en Estados Unidos reveló que 8 de cada 10 trabajadores que laboran de manera remota logran una mayor concentración en sus tareas.
  • Mejor cultura organizacional: Las personas que pueden trabajar de manera remota algunos días a la semana han demostrado una mejor gestión del estrés y de la frustración. En promedio, son 29% más felices que los trabajadores in situ.
  • Reducción de la huella de carbono: Al evitar los traslados a los lugares de trabajo, las compañías pueden contribuir con la disminución del consumo de combustibles.
  • Conciliación de vida laboral y personal: Aquellas personas con compromisos personales o familiares, como el cuido de hijos o adultos mayores, tienen una mayor flexibilidad para laborar en los horarios que les resulten más favorables.
  • Mayor inclusión: El teletrabajo puede derribar las barreras que dificultan que las personas con discapacidades puedan acceder a un empleo.

Para obtener resultados positivos durante este período de aislamiento y mantener los índices de productividad, es necesario que las empresas velen por la agilidad de los sistemas de información y de comunicación a lo interno de las organizaciones. Además, es indispensable que los supervisores provean al trabajador la orientación y el apoyo necesarios para el ejercicio de sus funciones.

“Es de esperarse que esta pandemia le dé un enérgico impulso a la tendencia de trabajo remoto, tanto en empresas que nunca antes habían experimentado con el teletrabajo, así como en aquellas que ya habían adoptado modelos parciales, pero que nunca se habían visto enfrentadas a enviar a trabajar a sus casas al 100% de su fuerza laboral”, agregó Chaves.

Acerca de Avantica

Contamos con 25 años de experiencia en el desarrollo de soluciones integrales de software. Desde nuestra casa matriz en EE.UU. y las cinco sedes que operan en América Latina, nuestros ingenieros colaboran estrechamente con empresas emergentes y grandes corporaciones en EE.UU., Europa, Australia y Latinoamérica para el desarrollo de software y control de calidad hechos a la medida.

Iniciemos un proyecto

ANTERIOR
QA: ¿Necesito un Framework de Automatización?
SIGUIENTE
wSIEF: Gestión regulatoria en operaciones crediticias renegociadas por efecto del COVID -19